Number of views (6749)

  Published on lunes, 5 de marzo de 2018

Soluciones para las membranas

Membrana fija y membrana intercambiable

Membrana fija

CIMM ofrece una amplia gama de depósitos con membrana idóneos para todo tipo de utilización y necesidad, soluciones personalizadas, que se diferencian por modalidad de fabricación y aplicación, principalmente en vasos de expansión con membrana intercambiable y en vasos de expansión con membrana fija. De acuerdo con lo establecido en todas las normativas de sector, ambos modelos de membrana, intercambiable y fija, han sido validados por decenios de investigaciones y aplicaciones, y por lo tanto, pueden ser utilizados en las aplicaciones para las que están destinados.

CIMM gracias a sus conocimientos, aprovecha al máximo las características de los diferentes tipos de membrana, instalándolas, según las dimensiones de los vasos, de modo tal que éstas trabajen siempre en condiciones ideales, sin estar sometidas a demasiado esfuerzo. La casi totalidad de los vasos de expansión para calefacción, que se utilizan en las calderas, está compuesta por vasos planos (redondos o rectangulares) con membrana fija de diafragma.

Su funcionamiento en las instalaciones de agua caliente es excelente, ya que la membrana de diafragma, contando con una superficie inferior, posibilita la duración superior de la precarga del vaso con altas temperaturas. Además, durante los ciclos de trabajo, la membrana fija realizando sólo un movimiento de traslación, no se ensancha ni se reduce en espesor, por lo tanto la duración de su vida útil aumenta de forma considerable.

Beneficios de la Membrana fija de diafragma utilizada en los vasos de expansión CIMM para instalaciones de calefacción:

  • Funcionamiento excelente en los sistemas de calefacción;
  • Aumento de la duración máxima de la precarga con altas temperaturas;
  • Se elimina el ensanchamiento y la reducción del espesor;
  • Vida útil superior de la membrana.

 

Membrana intercambiable

En los vasos para instalaciones de uso sanitario CIMM opta por montar membranas intercambiables de geometría variable o en forma de saco, ya que aumentan las prestaciones de utilización del vaso, permitiendo un ahorro de energía considerable. Reduciendo la acumulación de agua dentro del vaso de expansión, la membrana intercambiable impide el contacto entre el agua potable y las paredes metálicas del vaso, eliminando los posibles fenómenos de corrosión, el riesgo de contaminación del líquido y la posible formación de bacterias nocivas para el ser humano.

Para una protección superior, CIMM ha previsto el montaje en la contrabrida, de un casquete de polipropileno homologado para uso sanitario.

Beneficios de la membrana intercambiable que se utiliza en los vasos de expansión CIMM para agua sanitaria:

  • Aumento de las prestaciones de uso del vaso;
  • Capacidad máxima de descarga del agua;
  • Reducción considerable del consumo de energía;
  • De sencilla sustitución;
  • Eliminación del riesgo de contagio del líquido, es decir el agua nunca entra en contacto con las partes metálicas del vaso;
  • Eliminación de los fenómenos de corrosión;
  • Casquete de protección en polipropileno, homologado para uso sanitario;
  • Eliminación del riesgo de contaminación del agua potable;
  • Vida útil superior de la membrana.